Nuestro problema principal como país no es ni la deuda impagable, ni el déficit estructural, ni la economía subterránea, ni los servicios de salud, ni el sistema educativo, y mucho menos el deteriorado tejido social. Es la endémica incapacidad de ponernos de acuerdo, de concertar, de sentarnos a dialogar y de buscar consenso. Como pueblo somos adictos a la controversia, no a la que a través de la discrepancia encuentra la verdad entre dos puntos divergentes, sino la que destruye, la que cancela esfuerzos, la que nos mantiene empantanados. Los dos temas que recientemente han dominado la discusión pública desnudan esa bochornosa realidad. La reforma contributiva y la educación con perspectiva

close

Nuestro problema principal como país no es ni la deuda impagable, ni el déficit estructural, ni la economía subterránea, ni los servicios de salud, ni el sistema educativo, y mucho menos el deteriorado tejido social. Es la endémica incapacidad de ponernos de acuerdo, de concertar, de sentarnos a dialogar y de buscar consenso. Como pueblo somos adictos a la controversia, no a la que a través de la discrepancia encuentra la verdad entre dos puntos divergentes, sino la que destruye, la que cancela esfuerzos, la que nos mantiene empantanados. Los dos temas que recientemente han dominado la discusión pública desnudan esa bochornosa realidad. La reforma contributiva y la educación con perspectiva

Read more

Posted in Columna, Opinión

Dice el diccionario que obsceno es una adjetivo que se le endilga a lo que es impúdico, torpe y ofensivo al pudor. Dentro de ese contexto debo entender que se ofende el pudor de quien mira el acto, la foto o el vídeo con imágenes que provocan esa reacción en la persona pudorosamente sensible. Tenemos tres posibles actores en este escenario tan delicado: el que realiza el acto, el que lo publica y el que lo ve. En la sociedad hipócrita y machista en la que vivimos, si la que comete el acto es una mujer, mientras unos se rasgan sus vestiduras condenándola, otros, exclaman ¡qué barbaridad! pero se gozan en

close

Dice el diccionario que obsceno es una adjetivo que se le endilga a lo que es impúdico, torpe y ofensivo al pudor. Dentro de ese contexto debo entender que se ofende el pudor de quien mira el acto, la foto o el vídeo con imágenes que provocan esa reacción en la persona pudorosamente sensible. Tenemos tres posibles actores en este escenario tan delicado: el que realiza el acto, el que lo publica y el que lo ve. En la sociedad hipócrita y machista en la que vivimos, si la que comete el acto es una mujer, mientras unos se rasgan sus vestiduras condenándola, otros, exclaman ¡qué barbaridad! pero se gozan en

Read more

Posted in Columna, Opinión

Marcel tiene 12 años. Es un niño inteligente, amoroso, alegre, practica varios deportes, estudia cello y ve su futuro con entusiasmo, lleno de sueños y proyectos. Paola tiene 6, es inteligente, amorosa, alegre, toma clases de pintura, canta en un coro de niños y ve su futuro con la ilusión de que sus sueños se podrán hacer realidad. Desgraciadamente esa no es la realidad de la inmensa mayoría de nuestros niños y mientras no lo sea el futuro del país será incierto. Marcel y Paola son mis nietos y sus madres son dos de mis hijas. He observado, con la lupa del amor incondicional de un abuelo, su desarrollo y, aunque

close

Marcel tiene 12 años. Es un niño inteligente, amoroso, alegre, practica varios deportes, estudia cello y ve su futuro con entusiasmo, lleno de sueños y proyectos. Paola tiene 6, es inteligente, amorosa, alegre, toma clases de pintura, canta en un coro de niños y ve su futuro con la ilusión de que sus sueños se podrán hacer realidad. Desgraciadamente esa no es la realidad de la inmensa mayoría de nuestros niños y mientras no lo sea el futuro del país será incierto. Marcel y Paola son mis nietos y sus madres son dos de mis hijas. He observado, con la lupa del amor incondicional de un abuelo, su desarrollo y, aunque

Read more

Posted in Columna, Opinión