Una anécdota con mi padre y tres “trum-padas”

 

 

silverioperezpr.com

ILa anécdota: Llevé a mi papá al dentista. Me asombró lo relajado que estuvo mientras le ponían la anestesia para, ¿saben qué?, trabajarle una carie. Para el doctor fue una operación novel: nunca le había sacado una carie silverioperezpr.coma una persona de 101 años. De pronto, papi vio algo en el monitor que había frente la silla y preguntó: “¿qué rayos es eso? Parece un monstruo.” Era la radiografía de su cabeza con su dentadura expuesta. Cuando le dije que era él, me contestó: “¿no será tu madre?” La semana que viene le toca ir al oftalmólogo y luego al audiólogo. Está muy bien de todo, pero nunca es tarde para un tune up…


silverioperezpr.com

II 

Primera “Trump-ada”: para Donald Trump. El tipo cree que el dinero le da derecho a decir cualquier estupidez y que la gente le ría las gracias. Estoy por pensar que el tinte de cabello que usa, del color de una tubería barata de acueductos, le ha percolado al cerebro. Sus comentarios despectivos contra los mexicanos, se estrellaron contra la muralla de la dignidad de los latinos que le salieron al paso, entre ellos nuestras Roselyn Sánchez y Zuleika Rivera quienes fueron de las primeras en renunciar a participar en Miss USA en protesta por la trumpidez. Tan caliente está Mr. Trump que hasta su torre en Manhattan cogió fuego. Me apena y me duele que a nuestra querida Desiree Lowry le hayan temblado las rodillas y que no se atreviera a enfrentar a Trump, retirando a Puerto Rico del concurso de Miss Universe. Si alguien tiene “standing” para hacerlo es Puerto Rico, con sus cinco reinas de belleza del Universo. Ah, y con respecto a su aspiración a ser candidato a la presidencia de los Estados Unidos: Mr Trump: “You are fire!”.


silverioperezpr.com

III

“Trump-ada” a la selección de Chile en la Copa América de fútbol, por cambiar el “fair play” por el juego sucio, y justificarlo. Les cuento: Se enfrentaban Chile y Uruguay en los cuartos de final de la Copa. El mejor jugador de Uruguay, en el terreno, era Edinson Cavani, quien se enfrentó a una situación emocional muy dura el día anterior al juego pues su padre fue detenido en Montevideo por guiar ebrio y provocar una muerte. Aún así, quiso quedarse en Chile y jugar con su delegación uruguaya. Sabiendo de su fragilidad emocional, parece que algunos jugadores chilenos desarrollaron la estrategia de provocarlo. Luego de que le sacaran una tarjeta amarilla (con una más se iba del juego) el jugador chileno Gonzalo Jara se le fue por detrás y disimuladamente le metió un dedo en el trasero. Cavani respondió con un empujón que el árbitro vio y lo expulsó del juego, a Cavani, no al urólogo frustrado. Uruguay se quedó con solo 10 jugadores y poco más tarde Chile anotó un gol que le dio la victoria. La foto del dedo de Jara recorrió el mundo entero. A este momento, nadie del equipo de Chile ha pedido disculpas al mundo por la grosería de este jugador.


silverioperezpr.com

IV

Trump-ada para mi iglesia. Soy católico por tradición familiar y me gustaría ver una iglesia llena de jóvenes, alegre, solidaria, en crecimiento. Pero no. En medio de la celebración mundial por la histórica decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos a favor del matrimonio gay, la Iglesia Católica, por voz de la Conferencia Episcopal, opta por hacer una declaración plagada de inexactitudes y medias verdades, para empecinarse en su posición en contra de los derechos de las parejas del mismo sexo. ¿De veras que la reproducción es la única razón para el matrimonio? ¿Y el amor, y el deseo de vivir el resto de la vida al lado de la persona amada? ¡Cómo es posible que digan que con el matrimonio gay los niños pierden la figura de uno de los padres! Conozco de muchos hijos criados por parejas gays que mantienen sus vínculos con su padre o madre biológic@. Pero aparte de eso, si eso les preocupa, ¿por qué no entregarse de lleno a ayudar a las miles de madres solteras que crían sus hijos sin la presencia del padre? Lo que hay detrás de todo esto es homofobia, discriminación, terror al sexo… No creo que la iglesia deba renunciar a sus principios, pero debe ser más compasiva y escuchar las señales de los tiempos… si no, los templos seguirán mermando cada día más… Y por último: ¿Quién casó a Adán y Eva? No me digan que vivían en concubinato… ¡horror!

Exprésate

  • Silverio Pérez

    Escritor, Músico, Motivador, Compositor, Host de Radio y TV.

Deja un comentario