Antes de contestarme la pregunta de si me quito o no me quito debo señalar que la crisis fiscal del país tiene muchos padrinos. La situación colonial es uno, la mala administración es otro, la corrupción está entre los principales, y finalmente, está la politiquería, que le sirve de enlace a todos los anteriores. Casi todos esos padrinos los vemos como algo externo, ajeno a nosotros. Pero hay uno del cual todos somos responsables: la banalidad, esto es, enredarnos en tonterías, en lo superficial, y huirle como el diablo a la cruz a profundizar en las cosas que discutimos. En estos días a unos empresarios, con la mejor de las intenciones,

close

Antes de contestarme la pregunta de si me quito o no me quito debo señalar que la crisis fiscal del país tiene muchos padrinos. La situación colonial es uno, la mala administración es otro, la corrupción está entre los principales, y finalmente, está la politiquería, que le sirve de enlace a todos los anteriores. Casi todos esos padrinos los vemos como algo externo, ajeno a nosotros. Pero hay uno del cual todos somos responsables: la banalidad, esto es, enredarnos en tonterías, en lo superficial, y huirle como el diablo a la cruz a profundizar en las cosas que discutimos. En estos días a unos empresarios, con la mejor de las intenciones,

Read more