Un sueño hecho realidad

La familia de Tony Croatto, que en aquel tiempo no era Tony sino Hermes, salió de su pequeño pueblo en Attimis, Italia, huyéndole a la guerra que había sembrado terror y quemado sus casas. Vinieron al barrio de La Paz, en Uruguay, en 1948, cuando yo nací acá en Puerto Rico. Allí, Nelly, que en aquel tiempo no era Nelly sino Argentina, y Tim, que tampoco era Tim sino Edelweiss, comenzaron a cantar cuando fueron adolescentes y formaron Los TNT, por Tim, Nelly y Tony, y se hicieron archifamosos.

img_1882Desde Buenos Aires, Argentina, se proyectaron al mundo, y en España vivieron varios años, de escenario en escenario, de ciudad en ciudad. Regresaron luego a Argentina y Tim se quiso dedicar a la grabación de discos, y Tony a cultivar la tierra. Pero Nelly insistió en cantar, y con Tony acompañándola viajó toda Latinoamérica… y así aterrizaron en 1968  en Puerto Rico.

Y en nuestra isla, bueno, ya ustedes saben algo de esta historia, pero no toda, y mucho menos de la anterior, esa que les he resumido. Y cuando Tony murió, y Puerto Rico lo lloró agradecido, surgió en mí el sueño de perpetuar su memoria. Diez años después le comuniqué a sus hijos el deseo de hacer un documental siguiendo las huellas de su emigración. Y ellos se entregaron a la idea, y mi esposa Yéssica organizó el proyecto y coordinó toda la producción. Y mi hija Marién lo dirigió, y mi hijo Carlos lo fotografió junto a un extraordinario equipo técnico. Y fue un “family affair” Croatto-Pérez.

img_7638Llevamos casi dos años en eso. Fuimos a Attimis, a La Paz, a Buenos Aires, a España, y en Puerto Rico atamos cabos sueltos… y este miércoles ese sueño se hace realidad y será la premier de Croatto: la huella de un emigrante. Y ustedes, la gente que lo ha amado con tanto agradecimiento por haberle dado a Puerto Rico tanto amor y tantas bellas canciones, lo podrán ver en algunas salas de cine a partir del 27 de octubre.

Pero hay otro sueño que se me hace realidad: tener en Puerto Rico, desde Uruguay, a Leo, el hijo de Tim, que tiene el alma de Tony y canta como todo un Croatto, y a Julián, el hijo de Leo, que es guitarrista clásico, para juntarlos con Alejandro y Hermes, los hijos de Tony, y con Alito, el hijo de Alejandro, y que juntos canten, en una misma tarima, más o menos lo que se dio en la casa de Leo cuando fuimos a Uruguay y se formó allí una cantata croatto inolvidable.

Este encuentro será este próximo sábado 15 en Punto Fijo, y ojalá ustedes sean delos-croatto los 150 boricuas que caben allí para que se vivan esa experiencia de Los Croattos, cantando canciones del Cono Sur y del Caribe. Y yo, emocionado desde el miércoles con la premier, estaré allí, en una de esas sillas en Punto Fijo, para gozármelo, porque si se trabaja duro, los sueños sí se hacen realidad.

Para comprar boletos oprime aquí:

Exprésate

  • Silverio Pérez

    Escritor, Músico, Motivador, Compositor, Host de Radio y TV.

Deja un comentario