El miedo que todos sentimos y el Puerto Rico de Hoy…

Los héroes sienten miedo, pero a diferencia de los que se dejan dominar por el miedo, aprenden a manejarlo. El miedo en una emoción que nos fue dada para ayudarnos a sobrevivir. No es malo sentir miedo. Lo terrible es que el miedo controle nuestras vidas. Lo que acaba de suceder en el Reino Unido, es producto del miedo. El candidato que en Estados Unidos podría ganar las próximas elecciones, viene precedido del mismo miedo. El Puerto Rico que tenemos hoy nos lo ha moldeado el miedo y si no lo entendemos de esa forma, bajo el miedo seguiremos operando. Veamos.

Hace mucho tiempo en un seminario de transformación personal aprendí a enfrentar mis miedos, aunque estuviera aterrado. Fue así como luego de tomar el curso de sogas, “Ropes Course”, diseñado para vencer miedos, pude acompañar a mis hijas, por primera vez, en The Tower of Terror, de MGM Studios. No se imaginan la sensación de logro y libertad que sentí.

El miedo hace que mucha gente talentosa no se arriesgue a aceptar retos que transformarían su carrera. El miedo ha evitado que esa pareja maravillosa que has imaginado, llegue a tu vida, pues cuando te ha pasado por el lado, no te has atrevido ni a mirarla. El miedo ha llevado a muchos a cometer crímenes, como lo que sucedió en Orlando, o a hacer de sus vidas un dramático desastre. Los fanáticos, religiosos o políticos, son criaturas creadas por el miedo.

El miedo es la materia prima con la que arman sus estructuras muchas sectas y religiones. El miedo a la inmigración extranjera llevó a la gente del Reino Unido a votar para separarse del resto de Europa y ahora miran aterrados las consecuencias de esa votación absurda. Estados Unidos podría estar a punto de elegir a un loco como su presidente gracias al miedo xenofóbico que ha despertado en los que le siguen. Enumero, sin miedo, algunos miedos que a mi entender nos atan como pueblo para abrir las alas y, como el Ave Fénix, renacer de nuestras cenizas.

El miedo a perder las próximas elecciones llevó por décadas al liderato político de Puerto Rico a:

  1. No decirle la verdad al pueblo de la verdadera situación económica del país.
  2. A coger prestado para hacer obras que impresionaran a los electores.
  3. A quedarse callados cuando otros lo hicieron.
  1. El miedo a ser independientes, que se nos inculcó cuando la Guerra Fría, porque el “Cuco” del momento era el comunismo, y se temía que si éramos independientes Fidel Castro arribaría a invadirnos y a esclavizarnos, hizo que muchos puertorriqueños descartaran la opción de la independencia, cuando el 99% de los países del mundo lo son.
  2. El miedo a perder la ciudadanía americana lleva a muchos “soberanistas” a poner como requisito de la Libre Asociación “el vínculo indisoluble” de la ciudadanía americana.
  3. El miedo a no poder echar adelante solos es, a mi entender, la base de la “ideología” anexionista.
  4. El miedo a decir clara y sencillamente que bajo la independencia tenemos que enfrentarnos a grandes sacrificios pero también a grandes oportunidades limita el discurso independentista a uno basado en el asunto de la dignidad, ausente, en muchas ocasiones, de propuestas económicas claras.

El momento que vivimos es el resultado de lo que hemos escogido impulsados por nuestros miedos. ¿Vamos a seguir dominados por el miedo? ¿O es el momento de atrevernos a enfrentar la realidad sin ese carimbo? Hablemos de estas cosas sin miedo, sin los fanatismos que son la expresión más evidente del miedo a escuchar sosegadamente otros puntos de vista. Lo populares, escuchen el llamado de Doña Inés: “sin miedo”. Independentistas, vamos a decir la verdad sin temor a ser rechazados más de lo que ya hemos sido. Estadistas, regresen a la verticalidad de aquellos líderes que decían, “si no me dan la Estadidad, escojo la Independencia”. En nuestras manos está el dejarle a las futuras generaciones un país sin miedo, que es la más preciada de las libertades.

Les comparto una canción sobre el miedo de mis amigos de Buena Fe, de Cuba.

Exprésate

  • Silverio Pérez

    Escritor, Músico, Motivador, Compositor, Host de Radio y TV.

Deja un comentario