Un loco anda suelto

Fue un chiste al inicio de las primarias en los Estados Unidos. Su comportamiento con compañeros de partido, poniéndoles nombres ofensivos, “el embustero Ted”, “el pequeño Marcos”, como un títere cualquiera, comenzó a crear una seria preocupación en el conservador Partido Republicano. Pero un monstruo se estaba levantando, el de la ira irracional, el del miedo, el del racismo suprimido, el de la xenofobia añejada… y ganó las primarias.

Los grandes periódicos y las grandes cadenas estaban tan asombrados, y a la vez complacidos con las noticias que el loco producía, que lo mencionaban a cada minuto, y le hicieron la campaña gratis. Y el loco le ganó a “la corrupta Hillary”, como le llamaba, y se hizo presidente. Los que creyeron que Washington lo cambiaría, volvieron a equivocarse, el loco está cambiando a Washington y amenaza con implosionar un imperio que ha tomado siglos levantarse.

Las órdenes ejecutivas que ha firmado en los primeros días de su mandato han creado ya una crisis sin precedentes en los Estados Unidos. El asunto de prohibir la entrada a millones de personas de varios países del mundo, de golpe y porrazo, ha desatado el caos a nivel mundial. La ofensa a los mejicanos, sus vecinos inmediatos del sur, y los nombramientos de personas enemigas de los programas a los que han sido asignados para dirigir, no tiene precedente.

Nos tenemos que preparar para lo peor. No dejen de leer un análisis desesperado de un grupo de psiquiatras y sicólogos que ante la locura que se está viviendo han echado a un lado su prudencia profesional y han emitido un terrible y preocupante diagnóstico:

Johns Hopkins’ Top Psychologist Releases Terrifying Diagnosis of President Trump

John D. Gartner, a psychotherapist who teaches at Johns Hopkins University in Baltimore, Maryland, said that he believes Trump has “malignant narcissism,” which is incurable, and different from narcissistic personality disorder.

“Donald Trump is dangerously mentally ill and temperamentally incapable of being president,” Gartner said, citing his movements and behavior, pointing out the president’s tendency for grandiosity, sadism, aggressiveness, paranoia, and anti-social behavioral patterns.
“We’ve seen enough public behavior by Donald Trump now that we can make this diagnosis indisputably,” Gartner added.

Psychology Today’s definition of malignant narcissism:

Malignant Narcissists will go to great lengths to achieve their aim.  They can be intelligent, high functioning (hold an important job for example) soft-spoken, charming, tearful/seemingly emotional, gracious, well mannered, kind and have the ability to form relationships. They may lie, falsely accuse, dramatize, smear, cheat, steal, manipulate, accuse, blame or twist to get what they want and feel justified in doing so. Because they are entitled, egocentric and desperate, they do not experience it as wrong. They are determined to gratify their wishes and furious if thwarted. Their desire can be so consuming that there is little comprehension of, respect for or ability to empathize with the other.  They lack guilt or remorse and tend to feel or pronounce that it is they who have been mistreated.

Ante ese diagnóstico no nos podemos quedar de brazos cruzados a ver qué pasa. Aún los más conservadores congresistas comienzan a mostrar sus preocupaciones y se espera que comiencen a tomar medidas antes de que el caos sea inmanejable.

Mientras, en Puerto Rico, seguimos mirándonos el ombligo, absortos en nuestra crisis y la soluciones(¿?) que vendrán desde la Junta de Control Fiscal atrincherada en El Conquistador. Cada cual debe asumir la responsabilidad que le toque en este momento y aportar lo mejor de sus capacidades al bien colectivo. Yo me mantendré buscando información, compartiéndola y ofreciendo ideas que nos puedan ayudar en este momento crítico.

Decir que todo va a estar bien sería irresponsable. No. La cosa no está bien. Pero también puede ser la gran oportunidad de descartar lo que no nos funciona y comenzar a ver el inicio de un nuevo tiempo. Solidaridad, colaboración, empatía, apoyo, fe, y verdadero sentido patriótico deben ser los valores que nos guíen. El momento es ahora.

Exprésate

  • Silverio Pérez

    Escritor, Músico, Motivador, Compositor, Host de Radio y TV.

Deja un comentario