Jorgito, Edison, Alejo, Wilda y ¿Qué es lo que hay?

Suena al título de una película de comedia, pero realmente es una tragicomedia. La historia se reduce a lo siguiente: unos medios de “comunicación” escogen quiénes y qué van a “comunicar”. No tenemos que buscarle la quinta pata al gato. Los convictos Alejo Maldonado, Edison Misla Aldarondo y Jorge de Castro Font, por des-virtud de su pasado delictivo, adquieren tal notoriedad que unas estaciones de radio y televisión optan por convertirlos en analistas, en seres escogidos para digerirle la información a un pueblo analfabeta funcional. En contraste a ello, la extraordinaria periodista Wilda Rodríguez, con una vida de servicio de excelencia en los medios, queda fuera de estos y le hace compañía a un programa de televisión sobre el cual se ejerce la nueva modalidad de la censura prospectiva.

Como este pueblo padece de memoria corta me permito recordarles que el ex teniente coronel Alejo Maldonado era líder de la sangrienta organización criminal “El Escuadrón de la Muerte” que cometió múltiples asesinatos deshonrando el uniforme de la policía y fallándole a la confianza que en él depositaba la gente.

El ex honorable senador, presidente de poderosas comisiones, Jorge de Castro Font, fue arrestado por el FBI, le radicaron 21 cargos por fraude y cumplió 5 años en prisión y 3 en probatoria.

El ex Presidente de la Cámara, Edison Misla Aldarondo, se declaró culpable en 15 cargos de corrupción y además fue hallado culpable de cometer actos lascivos contra su hijastra, desde que ella tenía 9 años de edad.

Los tres cumplieron sus penas y derecho tienen a rehacer su vida. Pero de la misma forma en que un pederasta no debe tener contacto con niños por el resto de su vida, estos tres señores no tienen la fuerza moral para venir ahora, desde los medios de comunicación, a darles lecciones a nadie de cómo se deben interpretar tal o cuáles acontecimientos en la vida del país.

La carrera de Wilda Rodríguez necesitaría varias páginas para apretadamente resumir su carrera de servicio al país. Sus colegas la describen como la decana del periodismo puertorriqueño. Fue parte de la plantilla original que convirtió El Nuevo Día en el primer periódico del país. Allí fue reportera, corresponsal en Estados Unidos y jefa de información. Fue directora de noticias de Radio WADO en Nueva York y columnista de El Diario/La Prensa. Ha sido productora, libretista, escritora, columnista y conductora de programas de radio y televisión, y consultora política y de medios en Puerto Rico y Estados Unidos. Además presidió la Asociación de Periodistas de Puerto Rico.

Esta semana, cuando la estación WIAC, donde tenía su programa La Bola de Pegao, le anunció que Edison Misla Aldarondo se convertiría en comentarista de la estación, Wilda, por respeto a su profesión y al pueblo, desde su mismo programa puso su espacio a disposición de WIAC. Entre Wilda y Edison Misla Aldarondo, Don Allan Mejías, dueño de la estación, escogió al ex convicto.

En WIPR, ¿Qué es lo que hay?, un programa que le daba una audiencia a esa estación de unas 150,000 personas diarias; donde se discutían con profundidad temas de gran importancia para el país; que servía de plataforma para dar a conocer talentos en el jazz, la música campesina, la nueva trova, la música alternativa, el folklore, la danza; que presentaba autores y se discutían sus libros; que utilizaba el humor y la sátira para comentar las noticias diarias; que le dio a la estación dos documentales, uno de ellos ganador de un Emmy Award y varios especiales de excelencia… fue sacado de la programación.

La razón: censura prospectiva. Evitar que en un formato tan atractivo le llegara a miles de personas el análisis de lo que iba a estar aconteciendo en el país en estos momentos difíciles y de incertidumbre, como ya se venía haciendo de forma balanceada, inteligente y respetuosa. Aparte de las otras manifestaciones de la cultura, WIPR, estación del pueblo de Puerto Rico, no del Gobierno de Puerto Rico, tiene la responsabilidad de educar, a través del pensamiento crítico.

Cuando un país permite que se acallen voces, como las de Wilda Rodríguez y las que se escuchaban en ¿Qué es lo que hay?, y se sustituyen por corruptos diz que rehabilitados, algo anda mal. Ustedes, la gente decente, tiene la palabra, y más que la palabra, la acción ante estas determinaciones.

Mañana, a las 6:00 en punto, por FBLive, Gerardo Ortiz y yo tendremos un importante anuncio que hacerles. Espérenlo.

Exprésate

  • Silverio Pérez

    Escritor, Músico, Motivador, Compositor, Host de Radio y TV.

Deja un comentario