El Camino de Santiago

Esta es la historia de la experiencia que cambió mi vida y la de decenas de personas… en solo una semana. Un año después les puedo contar el secreto de lo que pasó.

Cuando el documental Paso a Paso con Silverio por el Camino de Santiago salió al aire, recibí una inusitada cantidad de correos electrónicos de personas que lo querían hacer. Eso me asustó. No era mi intensión y, además, implicaba una gran responsabilidad. Dejé que pasara el tiempo sin contestarles para que se les bajara el follón, pero seguían insistiendo. Entonces los cité a una reunión a ver si de verdad iban, y fueron. Y les puse de requisito que entrenaran conmigo por tres meses antes, y entrenaron. Y llegamos a Tuy, en la frontera con Portugal, y comenzó el Camino hacia Santiago de Compostela.

Poco a poco fui conociendo detalles impactantes que desconocía de mis peregrinos:

silverioperezpr.comBetzy lo estaba haciendo a pesar de que días antes le habían informado que tenía metástasis del cáncer que padecía.

silverioperezpr.comMandy lo hizo con la bolsita de la colostomía que poco antes le habían realizado.

Lucy le estaba dedicando su peregrinaje a su hijo recientemente fallecido.

Froilán, de 360 libras de peso, lo estaba haciendo con su madre de 72 años.

Joe estaba estrenando un marcapasos que le impedía subir de cierto nivel de palpitaciones.

Natalia se fajó trabajando en Puerto Rico, cobrando el mínimo federal, para ahorrar un dinero que le permitiera realizar su sueño de hacer el Camino. Cuando llegó a Madrid, en el Metro, le robaron la cartera con todo el dinero y el pasaporte. Se quiso regresar. Sus compañeros peregrinos, que apenas la comenzaban a conocer, no se lo permitieron, y ese mismo día, con una colecta, le repusieron el dinero robado.

Otr@s fueron con tan pocos recursos económicos que apenas les daba para quedarse en el albergue de peregrinos al que cada día llegaban.

Y así podría describir la particularidad de cada un@ de ell@s, tod@s con una razón poderosa para superar el reto de 145 kilómetros en 6 días, esto es, como cruzar la isla, de la puntita de Fajardo a la puntita de Cabo Rojo, de forma diagonal, en ese periodo de tiempo.

Y hubo pies que se pelaron, rodillas que se fastidiaron, caderas que se salieron de sitio, pero Gerardo, cada noche, en lugar de irse a descansar, daba masajes, hacía ajustes, combatía espasmos, recomendaba hielo aquí, mejunje allá, y así, se convirtió en la escoba voluntaria que esperaba al del paso más lento. En estos instantes Gerardo está haciendo, solito, los 30 días del Camino Francés.

silverioperezpr.comLa amistad que surgió entre Jorge y Aida, Ricardo y Lourdes, Víctor y Sol, y Tony y Lesvia, los convirtió en un bloque sólido cuya relación no ha disminuido en lo mas mínimo. A Sol, las chicas mas jóvenes, la adoptaron como “mami Sol”… y lo sigue siendo. Y Jorge, ha sido el motor de tantas cosas, antes y posteriores al viaje, como por ejemplo, conseguir el dinero para que un niño pudiera obtener el instrumento que le permitiera a sus oídos escuchar un sonido por primera vez en su corta vida.

El trío 3M: Mandy, Marna y Madeline (esta última apodada Miss Belleza, pues no daba un paso sin ponerse lápiz labial), se mantuvieron juntas desde que salieron hasta la llegada, exhaustas, pero felices. Lorenzo, y su esposa, profesores en el Recinto Universitario de Mayaguez, iban con su GPS, midiendo y trazando la ruta.

Los nietos de Ricardo, (quien siempre me preguntaba cuánto faltaba, a lo que yo siempre respondía: “como un kilómetro”) se convirtieron en los nietos del grupo; las ocurrencias de Froilán, y sus magistrales escritos, en la inspiración de todos.

El familión de Coach Enid, las parejas de padre e hijo, y de madre e hija, las chicas jóvenes que fueron solas, las mas adultas que hicieron alarde de independencia y poderío, todos y todas, fueron un hermoso ejemplo de unión familiar.

Les juro, que de cada uno de los 60 boricuas que me acompañaron podría escribir un libro de transformación, como Huracán, el que escribió Ana Delgado, y como el que surgirá de las notas de Gilda Marín.

Cierro con una experiencia muy personal… Froilán, y Zulma, su madre, conscientes de que su paso era más lento que el resto, salían muy temprano a la jornada diaria, y eran los últimos en llegar. El día que llegamos a Santiago, casi todos completaron la ruta entre dos y cuatro de la tarde. La Misa del Peregrino, donde celebraríamos la hazaña, era a las 7 de la noche. Todos se fueron a bañar y a descansar, y a las 6:45 ocupamos los primeros bancos de la catedral, donde se dice que está enterrado el apóstol Santiago. Froi y Zulma no habían llegado. Y comenzó la misa, y las cabezas de los peregrinos giraban constantemente hacia la puerta de entrada, esperando la aparición de la monumental figura de Froi. No llegó. Salimos de misa ansiosos. Yéssica, que se multiplicaba cada día en atenciones a quienes la necesitaran, fue a la oficina de servicio al peregrino, donde se poncha por última vez el pasaporte, en la Plaza Obradoiro, pero ya estaba cerrada. Tocó insistentemente a la puerta. Una señora molesta abrió y dijo que desde la 7 ya no se atendían peregrinos. Yéssica insistió en saber si aún quedaban adentro de la oficina peregrinos sin atender, pues teníamos a dos del grupo que no habían llegado. La señora entreabrió la puerta y a Yéssica le bastó ver la punta de los zapatos de Froi para saber que allí estaban. La voz se corrió y cuando Froi y su madre emergieron de aquella oficina la ovación fue emotiva y estruendosa, como solo los puertorriqueños sabemos hacerlo. Lloré de emoción… todos lloramos… el peregrinaje no terminaba hasta que el último de los 60 peregrinos no hubiese llegado. Entonces sí celebramos.

En fin, cada día, cada uno de estos peregrinos fue el protagonista de un nuevo milagro. Cada día, la tenacidad, el compromiso de cumplir la meta, y la solidaridad que se fue tejiendo en el grupo, me fue convenciendo de que si uno no vive para servir, no sirve para vivir. Y esa semana, ese camino, nos transformó a todos… desde esa semana, la vida de cada uno de nosotros no ha sido la misma…

El próximo domingo celebraremos el primer aniversario de nuestro Camino. A las 6:30 de la mañana nos encontraremos en la placita de la Iglesia Stella Maris, en el Condado, y caminaremos hasta la Plaza de Armas de San Juan, luego tendremos una pequeña recepción en la alcaldía de San Juan, y posteriormente una misa de celebración. Te puedes unir a hacer esta parte adicional de nuestro Camino de Santiago y que seas testigo del amor y la alegría de esta maravillosa familia que me regaló El Camino.

silverioperezpr.com silverioperezpr.com silverioperezpr.com silverioperezpr.com silverioperezpr.com silverioperezpr.com

 

Exprésate

  • Silverio Pérez

    Escritor, Músico, Motivador, Compositor, Host de Radio y TV.

8 thoughts on “El Camino de Santiago

  1. Los felicitó por tener la valentía para realizar esa ardua experiencia. El ser humano se compone de eso de tener las fuerzas necesaria para luchar y lograr todo lo que se proponga. Dios ve con gran des ojos al humano capaz, con Fe y esperanza.
    Solo resta decir son unas personas de Fe y ejemplo a seguir y orgullosa de ser boricua.

  2. Una bendición haberlos encontrado en el camino de la vida, una experiencia única sin comparación saber que PR tiene los seres humanos más valientes, luchadores y solidarios del mundo me llena de orgullo

  3. Sabernos tan semejantes en esencia y tan particulares a la vez ha sido un descubrimiento sublime. Aventureros y solidarios, nos acoplamos antes de partir, durante nuestro caminar y desde entonces al regresar. Agradecida por la oportunidad que Yéssica y Silverio me dieron. Agradecida por el apoyo del grupo. Sobrecogida por el amor de todos y todas. Ciertamente, nuestra vida cambió y lo hizo para mejor. Ánimo a los que quieran caminar para descubrir lo que aún no han visto. 😉

  4. me llena de alegria todas esas vivencias que describes…siempre que leo tus columnas es como resfrescarme por dentro.

  5. La magia del Camino De Santiago, es un fenómeno, que pasado 12 meses, todavía emborracha nuestro corazón.

    Los elementos alineados en este “cosmos de Perez-grinos”, no fueron mera casualidad. Un diverso grupo de seres humanos, encontraron su norte, en la hábil dirección de Silverio Perez: “SER FELICES”.

    De este icono puertorriqueño, aprendimos tanto y tanto en ese caminar, que pasado un año, nuestros pies amanecen sedientos del camino.

    Que tremenda visión, la de Don Tommy, aquel día que entregó el micrófono a este singular joven boricua. Jibaro, compositor, cantante, escritor, libretista; Silverio sin duda es “El viento que refresca tu alma, en cualquier camino”.

    Jorge Hernandez
    Veterano Pérez-grino.

Deja un comentario